FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
El embalaje sensorial: ¿el packaging creativo del futuro?

Tenemos un apego especial al embalaje tradicional por su utilidad y universalidad, pero no podemos evitar dejarnos fascinar por las nuevas tendencias del packaging creativo. Una de ellas es el embalaje sensorial, que promete coquetear con nuestros sentidos al recibir un paquete, normalmente enviado desde un ecommerce o tienda online.

¿Qué están ideando las marcas respecto a la innovación de sus paquetes? Entramos en una nueva era: la del packaging creativo del futuro, y no nos la queremos perder. ¿Y tú? Sigue leyendo y deja que tus sentidos se deleiten mientras tanto.

¿Qué es el embalaje sensorial?

El embalaje sensorial es un tipo de empaquetado diseñado para crear en los clientes una experiencia de compra diferenciada y especial en el momento en que recibe el paquete y lo desembala para encontrarse con el producto.

El comercio tradicional en tiendas físicas lleva cuidando este aspecto desde tiempos inmemoriales, buscando que el cliente se sienta cómodo en el comercio. La iluminación, la decoración y estética, la distribución de los productos, el hilo musical, el olor al entrar en la tienda… todo suma.

El embalaje sensorial nace del anhelo de los ecommerce de reproducir la experiencia de compra en una tienda física, pero trasladada a cualquier lugar donde se abra el paquete. Aquí entran en juego el embalaje y el packaging a la búsqueda de estimular los sentidos del cliente y crear emociones.

Chica abre una caja de cartón contenta con el packaging creativoLo primero que ve un cliente al recibir un paquete es el empaquetado exterior. El primer sentido que recibe información es la vista: una identificación rápida con colores, mensajes y logos será el primer paso de las emociones ante la compra. Además, según la consultora de marca Karsten Kilian, “los mensajes sobre el embalaje de cartón, más cercanos al producto, tienen un efecto mucho mayor que la publicidad cuando está más alejada del mismo”.

El resto de información sensorial se entremezcla. Las marcas buscan cada vez más transmitir armonía en esta mezcla. El tacto se ve implicado al abrir el paquete: no transmitirá lo mismo un relleno de papel de seda que de papel kraft, por ejemplo. Para estimular el olfato, se está estudiando incorporar el olor característico de la tienda física en el paquete, por ejemplo.

El sonido se trabaja a través de los distintos materiales del embalaje. E incluso hay ecommerce que hasta piensan en el gusto acompañando el pedido de algún detalle simpático como dulces o golosinas.

Conseguir una experiencia multisensorial gracias al embalaje es posible

El estudio de ProCarton y Gruppe Nymphenburg, Verpacken Sie Limbisch! (“embalar siguiendo el enfoque límbico – parte del cerebro implicada en las emociones -) estudió la experiencia de compra multisensorial aplicada a las marcas.

Algunas de las recomendaciones de este estudio para seducir a los clientes con el empaquetado son:

  • Adaptar el embalaje al público objetivo: investigar sobre la persona que va a abrir ese paquete teniendo en cuenta los valores demográficos como edad o sexo.
  • Comunicar de forma clara: hay qué decidir qué emoción queremos despertar en el cliente que va a abrir la caja y qué mensaje buscamos trasmitir con el objetivo de no dispersar los esfuerzos.
  • Embalaje minimalista y centrado: el exceso de detalles puede confundir al cliente y frenar el impacto del mensaje al desembalar el paquete. Hay que buscar siempre la sencillez: “lo bueno si breve, dos veces bueno”.
  • Expresar emociones a través del material de embalaje: por ejemplo, dependiendo de cómo tratemos el cartón, puede expresar distintas motivaciones: naturalidad, pero también efecto vintage, funcionalidad, austeridad, poesía, precisión…
  • Enviar señales a los sentidos: la comunicación multisensorial estimula, abrirnos al resto de sentidos enriquece la satisfacción del usuario.
  • Apoyar la imagen de marca con el embalaje: hay que tener en cuenta los valores de la marca en todo momento en el diseño de un packaging creativo. Se trata de complementar la experiencia del usuario en relación con la marca.

¿Te atreves a sorprender y encandilar a tus clientes con el embalaje? En Rajapack te podemos ayudar con la personalización de tu material de embalaje o simplemente con nuestro consejo a la hora de adquirirlo: estamos a la escucha en el 902 20 30 06, por chat online y a través de nuestros datos de contacto. ¡Te esperamos!

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Embalaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

17 + = 24