FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare

Este pasado 1 de enero China ha dejado de comprar “basura extranjera”, y, en consecuencia de esto, los vertederos de toda Europa se están colapsando con plástico, entre ellos, por supuesto, están los vertederos de España. La noticia es alarmante, por eso la Comisión Europea piensa en que se debe crear un impuesto para reducir el uso del plástico, os explicamos los detalles.

¿Por qué China ha dejado de comprar “basura extranjera”?

La situación antes del 2018 era ideal, Europa y Estados Unidos conseguían librarse de muchos desechos a cambio de dinero y China conseguía que creciera su demanda de plástico año tras año porque su plástico reciclado era más barato que el producido nuevo. China convertía los residuos plásticos en resina para fabricar otros productos de plástico como tuberías o botellas.

El reciclaje de botellas funcionaba de la siguiente forma:

  1. Las personas depositan sus botellas en el contenedor de reciclaje
  2. La empresa de gestión de residuos vende ese plástico a empresas privadas de reciclaje
  3. Estas empresas privadas las transforman en píldoras de material reciclado
  4. Vuelven a reiniciar el ciclo, en el país emisor o en China

Pero el plástico que recibían desde Europa o Estados Unidos no era siempre el ideal, muchos plásticos llegaban mal clasificados o sucios y eran muy caros de hacer el tratamiento para reciclar, al final, acababan de nuevo en un vertedero. China, cansada de llenar sus vertederos, empezó lanzando la operación Valla Verde, en el 2013, que tenía como objetivo que la basura que importara fuera de mejor calidad, hasta que, finalmente, ha acabado con la compra de residuos. Ahora China es el nuevo líder mundial en desarrollo verde.

La consecuencia más inmediata es que la basura se está acumulando en todo el mundo, y que la motivación del reciclaje se está perdiendo debido a que las píldoras de material reciclado se quedan en ninguna parte.

Gráfico sobre la cantidad de plástico en el planeta.

¿En qué consiste el impuesto al plástico?

Debido a la cantidad de residuos que ahora se enfrenta el mundo entero y que resultan imposibles de reciclar, la Comisión Europea ha estudiado la manera de reducirlos al máximo, piensan en hacer un impuesto sobre el plástico pero que se reparta entre los diferentes actores de la escala de valor del producto, desde el productor hasta el consumidor final, así pretenden conseguir que quien contamine, pague, pero que no todo el peso de este pago caiga en el consumidor, ya que son las empresas quienes deciden el uso o no del plástico para sus productos. Pero de momento, no hay impuesto confirmado.

Alternativas

¿Qué se va a hacer con todos los residuos que se están acumulando?

  • Se están buscando otros países dispuestos a comprarlos como: Turquía, Nideria, India, Tailandia, Vietnam, Pakistán… Pero ninguno de estos países tienen la capacidad ni las regulaciones que tenía China
  • Se buscan nuevos formatos de deshacerse del plástico: se investiga si podría existir la manera de quemarlo para obtener energía sin generar más contaminación
  • Contemplan la idea de dejar estos residuos en vertederos gigantes, pero esta opción es muy peligrosa debido a los posibles incendios que podría generar
  • Modificar la forma de usar el plástico: El usuario se tiene que adaptar a usar cada vez menos plástico. El gobierno ya está estableciendo medidas para que esto sea así, por ejemplo, ahora obligan a los comercios a cobrar las bolsas de plástico.

¿Cómo se puede adaptar el embalaje a esto?

Cada día más, las empresas se están concienciando en el medio ambiente y eligen productos eco-responsables en sus compras. Prácticamente la mitad de nuestras referencias (47%) son respetuosas con la naturaleza. Pero también existen alternativas ecológicas a los productos de plástico como:

  • Plástico de burbujas: Con las mismas características que el plástico de burbujas clásico pero es de film de polietileno 50% reciclado. Este producto ayuda a reducir el consumo de materias primas. Lo podemos encontrar también en bolsas.

Film plástico de burbujas recicladoBolsa de plástico de burbujas reciclado

  • Chips de relleno de embalaje: Está fabricado con almidón de maíz y es 100% reciclable, biodegradable y compostable, sin CFC’s, soluble al agua y antiestático. Un buen sustituto para los rellenos de embalaje.

Chips de embalaje Renature

  • Relleno de papel: La alternativa de relleno más ecológica consiguiendo un excelente resultado, se puede encontrar en rollo (que con el uso de máquinas se puede economizar más y conseguir mejores resultados) o se puede encontrar en virutas, que protege y da mucho color a las entregas.

Papel de embalaje y cartónMáquinas y sistemas de relleno  

  • Bolsas de plástico: Es 100% biodegradable y respetan el medio ambiente. Es muy resistente y existe en dos colores. Este artículo es procedente de recursos renovables, se fabrica a base de almidón de cereal. ¡Es la mejor alternativa a las bolsas de plástico!

Bolsas biodegradables

  • Sistema Geami WrapPak: Uno de los productos de moda actualmente y el mejor sustituto de relleno de embalaje ya que está hecho con papel y cartón y protege como ninguno. 100% natural, reutilizable y reciclable.

  • Cinta adhesiva de papel: El candidato ideal para sustituir a la cinta adhesiva, cuenta con las mismas prestaciones, es reciclable junto a la caja de cartón y es ecológica,  están fabricadas en papel kraft sin silicona.

Cinta adhesiva de papel RAJATAPE

¿Cómo reducir el uso del plástico en el embalaje?

Rajapack España, y todo el grupo RAJA, contribuye en el desarrollo ecológico y medioambiental, por eso tenemos una política de 10 principios de respeto al medio ambiente, en el que reforzamos nuestro compromiso con comercializar embalajes de cartón reutilizable y contribuir a la preservación de los recursos naturales.

Tenemos un programa solidario llamado “Mujeres y Medio Ambiente” que con la compra de artículos de embalaje eco-responsables y 100% reciclados se destina 1€ de los beneficios a la Fundación RAJA-Danièle Marcovici.

Todas nuestras cajas de cartón ondulado son compatibles con el medio ambiente y apto para el reciclado, contienen un mínimo del 70% de papeles reciclados y en ningún caso son contaminantes.

Sea como sea, entre todos podemos ayudar a reducir los residuos plásticos, para nosotros, es nuestro compromiso diario, ¿lo es para tu negocio?

Fuentes:

Fuente foto superior: Thinkstock photos
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Embalaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

85 + = 92