FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Tendencias de embalaje 2018: el packaging perfecto en 8 conceptos

Para responder a un consumidor cada vez más exigente, es necesario ir más allá de un simple embalaje que responda únicamente a unas necesidades puramente funcionales. Por este camino van las tendencias de embalaje 2018, concebidas con el objetivo de proporcionar al usuario una experiencia altamente personalizada, auténtica y memorable, con el fin de estrechar los lazos entre marca y cliente y contribuir a la fidelización de este último.

En Rajapack hemos resumido las tendencias de embalaje 2018 en 8 conceptos imprescindibles que no debes perderte si tienes una tienda o un e-commerce y quieres mejorar los resultados de tu negocio en este año. Incorpóralos a tu día a día y apuesta por un embalaje innovador: ¡tendrás el éxito asegurado!

El 66% de los consumidores opina que el embalaje demuestra que el vendedor se preocupa por ellos y de su pedido.El Libro del Embalaje

Tendencias de embalaje 2018

 

1.     Personalización

Caja postal blanca personalizada 1 colorLa apuesta por un embalaje personalizado constituye un gran factor de fidelización: el usuario está más dispuesto a volver a comprar a una tienda online si esta le ha sorprendido favorablemente con su packaging. Y no solo estamos hablando de incorporar un logo, que es algo básico, sino pensar más allá. Por ejemplo, el embalaje personalizado se puede utilizar para incluir mensajes promocionales (10º aniversario, gastos gratis en tu 2º pedido) o puramente informativos (Nuevo servicio Click&Collect, nueva tienda, ampliamos horario…) Pero si además, incorporas a tus embalajes un toque de diseño y algo de creatividad, la mezcla será perfecta. Con Rajaprint, el servicio de personalización de embalajes de Rajapack, podrás aportar el toque de tu marca en cajas, sobres, bolsas de mensajería…

 

2.      Rapidez en el montaje

Ganar tiempo en la cadena de montaje es fundamental para hacer llegar a los usuarios sus paquetes en un tiempo récord, algo cada vez más demandado en las compras online. Las tendencias de embalaje 2018 pueden ayudarte a conseguirlo con opciones como:

  • Cajas automontables: son cajas que se pueden montar con un simple gesto y sin necesidad de tener que asegurar la base con cinta o fleje. Se trata de uno de los productos más utilizados en empresas con un alto número de envíos, ya que supone una optimización del proceso de preparación de pedidos muy importante. Permiten incrementar el número de paquetes preparados por hora y ahorrar en cinta adhesiva.

 

Cajas automontables: ahorro en tiempo y dinero

 

  • Máquinas y sistemas de embalaje: uno de los elementos clave en cualquier empresa que realice envíos asiduamente. Las máquinas generan relleno a partir de un consumible que apenas ocupa espacio. Se adaptan al proceso productivo y proporcionan material para fijar y proteger productos de forma muy efectiva.

 

3.      Adaptación 100% a las características del producto

Caja con embalaje de retenciónEl sector del embalaje en 2018 debe estar preparado para posibilitar el envío de los productos más variopintos, adaptándose a las características particulares de cada uno de ellos. Muestra de ello son las cajas con retención, que cuentan con un film exclusivamente preparado para el envío tablets, móviles y portátiles, con la intención de dotar de un valor añadido a un producto caro.

Sobresale en este aspecto el ámbito de la alimentación, ya que muchos comercios tradicionales se han incorporado al reparto de comida a través de diferentes plataformas online, al igual que empresas de aceites y vinos.

El embalaje para alimentos muestra una gama cada vez más amplia para productos específicos:

  • Embalaje para transporte de comida: una buena solución son las bolsas de base ancha. Son resistentes, fabricadas en kraft, se pueden personalizar y comprar en pequeñas cantidades. De esta forma, no ocupan espacio en el establecimiento.
  • Embalajes para botellas: cajas para la presentación de una botella, el envío de hasta 12 o estuches varios. Creadas para proteger tanto botellas de vino, cava, licor o cerveza como aceite en garrafas o latas. También existen las bolsas de protección para las botellas de vino.
  • Embalaje para fríos: la logística rápida ha abierto la posibilidad de realizar envíos de frescos. Por ello, el embalaje isotérmico se ha desarrollado en 2018 para ofrecer una gama que va desde las típicas cajas de cartón con un relleno isotérmico a las cajas y bolsas postales (ideales para e-commerce) o las bolsas de plástico que mantienen el frío.

 

Estuche para botellas colección Horizon Caja para envío de botellas con protección interior Caja isotérmica 4 solapas

 

4.      Atención al detalle

El embalaje supone, igualmente, una buena oportunidad para impresionar a tus clientes en el momento de la recepción de un paquete. De hecho, puede marcar la diferencia entre una valoración mala o buena del proceso de compra. En definitiva, se trata de lograr que nos recuerden, y que además lo hagan con la sensación de que has tenido en cuenta todos los pasos hasta que ha recibido su paquete.

Sistema Geami ® WrapPak¿Cómo conseguirlo? Aquí la clave está en cuidar los detalles. Por ejemplo, la presentación del producto y su protección. En este ámbito, la  máquina Geami ha destacado este año como un sistema de protección muy efectivo, pero, sobre todo, llamativo, lo que asegura un impacto duradero en la memoria del receptor. El uso de papel de seda y virutas de colores de la marca, o la inclusión de una etiqueta con un mensaje también serían opciones de diferenciar tu embalaje, fidelizar a tu cliente y no impactar demasiado en el coste final del producto.

 

5.     Respeto al medio ambiente

El 76% de los envases de plástico, papel y cartón que se utilizan en España son depositados en sus correspondientes contenedores de reciclaje, según datos de Ecoembes. La conciencia ecológica en nuestro país es muy alta, y en consecuencia el mundo del embalaje no puede quedarse al margen, ya que los usuarios exigen a las empresas que sean respetuosas con el medio ambiente en todos sus procesos de producción.

Por ello, Rajapack propone elegir un embalaje ecológico: reutilizable, fabricado con criterios eco-responsables y, en caso de ser posible, 100% biodegradable para que su impacto en el entorno sea mínimo.

 

6.     Adecuación en el volumen

El minimalismo es una de las tendencias de embalaje 2018 más destacadas. El desafío está en ofrecer mayores niveles de personalización, seguridad y celeridad en la entrega con el menor número posible de elementos y, por supuesto, con un volumen mínimo para ahorrar espacio en el almacenamiento y el transporte del objeto.

El secreto reside en seleccionar para cada envío la caja del tamaño más aproximado posible al contenido que esta vaya a albergar. De este modo se reduce también la cantidad necesaria de relleno y se ajusta el gasto en cinta adhesiva, fleje y envoltorio.

 

7.     Correcta identificación

El informe Total Retail 2017 de PwC revela que el 58% de los consumidores españoles compran online al menos una vez al mes. En este contexto de proliferación de envíos, es obligatorio identificar correctamente los paquetes con un etiquetaje y una señalización adecuadas para que lleguen a su destinatario en buenas condiciones. Para ello, es importante hacer un uso correcto del etiquetaje preciso en cada momento

  • Etiquetas para la información de entrega: donde incluir los datos de quien debe recibir el paquete, así como detalles sobre la forma de pago, el tipo de porte, etc.
  • Etiquetas con las precauciones de uso: diseñadas para avisar de si se están transportando productos frágiles o sustancias peligrosas.

 

8.     Facilidad para la devolución

Simplificar el proceso de devolución de los productos en los e-commerces es clave para despertar en los clientes las ganas de repetir. De hecho, un estudio de Metapal de 2016 apunta que un 73% de los compradores dice estar dispuesto a realizar más pedidos si se facilita la devolución. Dentro de las tendencias de embalaje 2018 encontramos elementos que nos ayudarán a allanar este camino:

  • Cajas con doble banda adhesiva: son cajas automontables, no requieren cinta adhesiva adicional. Cuentan con una primera banda adhesiva incorporada que sirve para cerrar la caja; y con una segunda para que el usuario, una vez abierta la caja, pueda volverla a cerrar y enviarla de vuelta si fuese necesario. Este sistema aporta un gran ahorro para la empresa y un beneficio añadido para el cliente.
  • Bolsas de ida y vuelta: el equivalente a las cajas con doble banda adhesiva en bolsas de mensajería. Un must dentro de los e-commerces de moda gracias a su bajo coste y a su menor gasto de envío.

 

Caja con fondo automático y doble banda adhesiva Bolsa de plástico opaca con doble banda adhesiva

 

Esperamos que pongas en práctica estas tendencias y recuerda que si tienes dudas, tenemos un equipo especializado para asesorarte. Llámanos al 902 20 30 06, o entra en www.rajapack.es

 

Descarga el libro del embalaje gratuito

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Embalaje

2 comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

59 + = 66