FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Usos y ventajas de las cajas de plástico para almacenaje

Allí donde las cajas de cartón se quedan cortas, las cajas de plástico apilables para almacenaje acuden al rescate de los operadores logísticos para la manipulación y el traslado de productos delicados o que podrían sufrir daños si se guardan en otro tipo de contenedores menos aislantes o resistentes.

Las cajas de plástico para almacenaje son reutilizables, fáciles de limpiar y muy seguras. Además, existen modelos con medidas normalizadas para el estándar europeo que permiten un manejo sencillo de los pedidos en su paso por distintos almacenes.

¿Quieres aprender más sobre esta fiable solución de almacenaje? Pues sigue leyendo: hoy te lo contamos todo sobre las cajas de plástico apilables, sus ventajas y tipos, y te explicamos en qué casos apostar por ellas. ¡Allá vamos!

¿Cuándo utilizar las cajas de plástico para almacenaje?

Las cajas de plástico están especialmente recomendadas en el almacenaje y el transporte de:

  • Frutas y verduras, cuyas propiedades organolépticas se mantienen mejor en las cajas de plástico para almacenaje con rejilla, ya que dejan pasar el aire y permiten una correcta ventilación de los alimentos.
  • Pequeñas piezas metálicas o electrónicas, con formas o bordes inadecuados para su conservación en una caja de cartón.
  • Productos farmacéuticos que requieren una temperatura estable para su adecuada conservación.
  • Elementos a granel en general, que viajan a salvo de derrames dentro de las cajas de plástico para almacenaje.

Tipos de cajas de plástico para almacenaje

Existen varios tipos de cajas de plástico apilables para almacenaje. Dentro del catálogo de Rajapack podemos encontrar los siguientes modelos:

1.      Cajas norma Europa

Caja norma Europa roja

Las cajas norma Europa están fabricadas de acuerdo con las directrices y medidas normalizadas para todo el continente que marca la UE. Son apilables y paletizables sobre europalets. Están disponibles en diversos tamaños y con asas cerradas y abiertas para facilitar su manejo. ¡Además puedes escoger si quieres tapa o no!

2.      Gavetas de plástico apilables

Gaveta de plástico apilable

Las gavetas de plástico apilables son ideales para almacenes y talleres de recambios, donde es preciso tener un acceso rápido y eficiente a los objetos guardados. Los modelos de gavetas de Rajapack cuentan con estrías laterales que favorecen su manipulación y se mantienen inalterables ante la acción de ácidos, grasas, químicos o variaciones bruscas de temperatura. Además, se pueden utilizar en instalaciones automáticas y manuales y en estanterías.

3.      Contenedores de plástico

Contenedores de plástico con tapas de colores

Los contenedores de plástico se adaptan a distintas necesidades logísticas: son apilables, total o parcialmente encajables para agilizar los procesos de logística inversa, permitiendo ahorrar hasta un 70% de espacio en trayectos en vacío, además, presentan un extra de resistencia en pilamiento y resisten variaciones de temperaturas extremas de entre -20ºC y +100ºC.

4.      Cajas de plástico para almacenaje con rejilla

Cajas de plástico para almacenaje con rejilla

Principalmente pensadas para la industria alimentaria, las cajas de plástico para almacenaje con rejilla facilitan la aireación del contenido en todo momento. Son perfectas para albergar frutas, verduras, pan, repostería o conservas.

5.      Cajas de plástico apilables y encajables

Cajas de plástico para almacenaje apilables y encajables

En situaciones en las que ahorrar espacio es vital, es aconsejable optar por cajas de plástico apilables y encajables. Versátiles, cómodas, dejan el contenido siempre a mano y, al igual que los contenedores de plástico, diseñadas para ahorrar espacio en los trayectos de retorno, cuando las cajas regresan vacías al punto de partida.

Ventajas de las cajas de plástico apilables para almacenaje

Las cajas de plástico para almacenaje presentan una serie de ventajas indiscutibles frente a sus homólogas de cartón dentro de los procesos de manutención de mercancías sensibles.

  • Son reutilizables, por lo que limitan la generación de residuos en los sectores del almacenaje y la logística, poniendo su granito de arena para la preservación del medio ambiente.
  • Son muy resistentes ante las agresiones externas, como los roces, arañazos, golpes y caídas. Soportan temperaturas muy bajas (hasta -20º) y muy elevadas (hasta +100º) sin sufrir daños en su estructura.
  • Destacan por su robustez, que las hace aptas para contener cargas muy pesadas o voluminosas. Esto reduce y simplifica las operaciones en el almacén.
  • Interior liso para facilitar el almacenamiento del producto en su interior, utilizando la máxima superficie útil.
  • Son extremadamente higiénicas. Su interior es liso, fácil de limpiar con un paño húmedo o con agua y jabón. No requieren tratamientos de mantenimiento adicionales para conservar sus propiedades.
  • Evitan la proliferación de hongos, moho u otros microorganismos que comprometerían el buen estado de la mercancía.
  • Cuentan con asas, abiertas o cerradas, que ayudan a manipular y trasladar la carga tanto dentro como fuera del almacén.
  • Estéticamente resultan muy atractivas gracias al amplio abanico de colores a la venta. De hecho, es posible adquirir cajas de plástico para almacenaje bicolores, con distintos tonos para el contenedor y para las tapas.
  • Se pueden apilar, lo que contribuye a optimizar las tareas de almacenamiento y a simplificar la paletización, facilitando incluso el flejado.

En Rajapack contamos con un amplio surtido de cajas de plástico para almacenaje. Deja que te asesoremos y ¡equípate ya con las soluciones a la vanguardia del mercado!

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Productos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

81 + = 85