FacebookTwitterLinkedInWhatsAppShare
3 maneras de reciclar las bolsas de papel

Al reciclar las bolsas de papel aportas tu granito de arena al cuidado del medio ambiente. De hecho, si apuestas por las bolsas de papel como alternativa al plástico en tu comercio, darás un gran paso adelante para hacer tu negocio más eco-friendly. Ambas acciones, reciclar y remplazar, se integran dentro de las 5R del embalaje que defendemos en RAJA® para preparar tus pedidos y presentar tus productos causando el mínimo impacto posible al planeta.

Si nos centramos en la primera de estas R (reciclar), existen tres maneras de reaprovechar las bolsas de papel que ya han cumplido su función primaria, la de servir de embalaje a los productos de tu marca, tu comercio o tu tienda online. Puedes reciclar las bolsas de papel en el sentido estricto del término; compostarlas para convertirlas en abono natural para tu huerto o jardín; o, directamente, reutilizarlas, dándoles nuevos usos. Veamos con más detalle las implicaciones de cada una de estas opciones.

1.      Reciclado de las bolsas de papel

En el Blog de RAJA® ya te hemos hablado en otras ocasiones de cómo funciona el proceso industrial de reciclado del papel y el cartón. Se basa en tratar los materiales recogidos, filtrando restos de tinta, plástico, metal, etc., hasta quedarse solo con la celulosa, materia prima que permitirá a los fabricantes del sector elaborar nuevos productos a base de papel y cartón.

Requisitos para reciclar bolsas de papel

Las bolsas de papel pueden ser sometidas, sin problema alguno, a este proceso de reciclado. En una segunda vida, sus partículas podrían integrarse en infinidad de objetos, como un folio, una caja americana o un rollo de papel de regalo. No obstante, existen ciertas restricciones que pueden dificultar o, incluso, impedir el reciclaje de una bolsa de papel:

  • Manchas de comida, aceite o grasa. Al igual que ocurre con las cajas de pizza, los envoltorios de los fritos o el papel de cocina, las bolsas de papel manchadas de grasa no son aptas para el reciclado. El motivo es que los aceites dificultan la correcta disgregación de las fibras de papel durante la fase de plastificación.
  • Restos de adhesivos y pegamentos no solubles en agua. Estas sustancias agregan contaminantes imposibles de eliminar en la fase de lavado.
  • Apliques de otros materiales. Unas asas de tela, una etiqueta de plástico… Detalles como estos hacen que la bolsa de papel no pueda ser reciclada al 100%. De todos modos, este es un problema menor. Una vez eliminado el accesorio de otro material, el resto de la bolsa sí podrá integrarse en el ciclo de transformación.

2.      Compostaje de las bolsas de papel

El compost es un abono natural que se obtiene a partir del tratamiento y la descomposición de los residuos orgánicos. Como resultado de este proceso, dispondremos de un fertilizante casero que aporta una gran cantidad de nutrientes a huertos y jardines. Su principal ventaja es que se puede elaborar tanto a escala industrial como doméstica; es decir, que cualquiera puede tener una pequeña compostadora en su patio, jardín o terraza, y utilizar los desechos de su hogar para transformarlos en alimento para las plantas.

Gato sobre una compostadora doméstica

¿Te estás preguntando si las bolsas de papel son compostables? Pues sí, lo son, siempre que cumplan dos requisitos:

  • Deben estar fabricadas 100% con papel kraft. Por supuesto, sirve el kraft reciclado… y se pueden añadir al compost ¡con asas y todo!
  • Si exhiben áreas impresas, hay que tener la precaución de recortarlas y retirarlas antes de reciclar las bolsas de papel. Salvo que la impresión se haya realizado con tinta ecológica.

3.      Reutilización de las bolsas de papel

La tercera manera de reciclar las bolsas de papel es muy sencilla: reutilizarlas. La propuesta más obvia es continuar empleándolas para trasladar objetos de un sitio a otro o para ir a la compra. Sin embargo, con un poco de imaginación, las posibilidades se multiplican. ¿Sabes lo que hacen algunas influencers con las bolsas de papel de sus marcas favoritas?

  • Las convierten en revisteros. Y quedan ideales al lado de su sofá.
  • Las usan para cubrir sus macetas y aportar un toque moderno y divertido a sus plantas.
  • Recurren a ellas cuando no tienen papel de regalo a mano para envolver un obsequio… y también cuando sí lo tienen, pero quieren presumir de ser las más originales de la fiesta en su perfil de Instagram.
  • Disfrutan de divertidas tardes recortando, pintando, coloreando y haciendo bonitas manualidades con bolsas de papel junto a sus hijos.
Ideas para reutilizar las bolsas de papel

Ecológicas, recicladas y reciclables: así son las bolsas de papel que encontrarás en la tienda online de RAJA®. Dale una oportunidad a las bolsas de papel personalizadas para tu comercio y súmate, a través de la renovación de tu embalaje, a la corriente de respeto por el medio ambiente que está creciendo en Europa. ¡Juntos somos + EcoResponsables!

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppShare
Categorías: Curiosidades

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

Por favor confirme que ha leído y acepta las condiciones de uso del blog y su politica de privacidad
Le informamos que RAJAPACK, S.A., como responsable de tratamiento, gestionará sus datos con el único fin de moderación y publicación de los comentarios en el blog. Usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como ejercer otros derechos como detallamos en la información adicional. Para acceder a la información adicional, consulta nuestra política de privacidad.
 

1 + 1 =