FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare

Seguro que todos hemos visto alguna vez esta imagen algo irónica de la evolución humana. El último paso representado es siempre un hombre sentado, haciendo mil tareas a la vez, eso sí, pero sentado al fin y al cabo:

evolución humana hombre sentado

Eso es lo que ya argumentan científicos australianos, que han estudiado la correlación de pasar el día sentados con los problemas de salud más recurrentes en nuestra sociedad urbanita. Es el caso de las complicaciones cardiovasculares, diabetes…. Y es que estar la mayor parte del día sentados está relacionado con un aumento del riesgo de muerte prematura un 11%.

Es por ello que se ha extendido la moda de trabajar de pie en oficinas de medio mundo, siendo una tendencia ya madura en Estados Unidos, donde las empresas tecnológicas de Sillicon Valley fueron las impulsoras de este cambio en el paradigma oficinista establecido.

1. Pero… ¿cuáles son las ventajas de trabajar de pie?

  • Da un respiro al cuerpo: conducimos sentados, comemos sentados, buscamos ávidos el asiento en el metro o bus, vemos la tele sentados… y trabajamos sentados. Trabajar de pie ayuda a romper la monotonía y cambiar la posición del cuerpo, eso sí, un tiempo moderado, tampoco se trata de fatigarlo en exceso.
  • Acelera el metabolismo: ayuda a frenar los efectos del sedentarismo. Según un estudio de la Universidad de Chester, trabajar de pie unas tres o cuatro horas equivale a correr 10 maratones al año. En opinión de Rubén Medina, consultor de la tecnológica Hubspot, trabajar de pie le sirve para despejarse: “cuando me levanto mi cuerpo se despierta. Suelo trabajar de pie sobre todo por la mañana o después de comer ya que son momentos en los que me falta un poco la energía.”
  • Reduce el tiempo en reuniones: ¿qué ocurriría si las reuniones se hicieran de pie? Sí, exactamente lo que estás pensando: se va más al grano y aumenta la productividad en la oficina.
  • Mejora la posición del cuerpo: una de las normas básicas de ergonomía es mantener la espalda recta para evitar dolencias. Para conseguir una posición cómoda trabajando de pie, ¡no hay más remedio que respetarlo!
  • Aclara el tono de voz al hablar por teléfono: complementa a los ya comunes paseos mientras se habla por teléfono. “De cara al público el moverte y estar de pie te da más fuerza en el discurso porque puedes conectar el cuerpo con la conversación. Además noto que al hablar de pie tengo más confianza”, comenta Medina.

2. ¿Por qué no probar con cajas de cartón como escritorio?

Con este bagaje, no es de extrañar que las empresas hayan dado respuesta a esta necesidad. En España, el gigante Ikea comercializa escritorios de altura regulable. Sin embargo, antes de arriesgarse a desembolsar un presupuesto considerable, podemos probar a trabajar de pie con una solución de bajo coste: (re)utilizando cajas de cartón.mesa y cajas de cartón rajabox
No es nuevo que las cajas de cartón sirvan como elemento regulador de las pantallas de ordenador. Para trabajar de pie a gusto solo hace falta ir un paso más allá y situar la caja de cartón del tamaño deseado justo debajo del ordenador portátil (aquí puedes calcular el tamaño ideal para esa caja). Si contamos con un teclado separado, la solución ideal sería combinar dos cajas de cartón de tamaños diferentes.

Y sin embargo, no debemos olvidar que trabajar de pie no es el grial de la salud moderna. No puede sustituir a realizar ejercicio físico de manera regular, pero sí es un complemento innovador a considerar en nuestra rutina. Así que, ¿por qué no darle una oportunidad y probar sus efectos en nuestra propia espalda?

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Curiosidades

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

54 + = 57