FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Bolsas con cierre zip - Rajapack

Las bolsas zip o bolsas de plástico con cierre zip son uno de los productos estrellas de Rajapack debido a su gran versatilidad. La facilidad con la que se logra un cierre hermético las hace ideales para llenarlas de líquidos o productos delicados. Gracias a los 29 tipos de bolsas diferentes con las que contamos en nuestro catálogo podrás hacer cosas como estas:
1.- Llevar líquidos en los aeropuertos: La legislación internacional obliga a llevar líquidos, cremas, champús, gel de baño y similares en pequeños tarros de 100ml dentro de una bolsa Zip perfectamente cerrada. Usar una de estas bolsas es la única manera de pasar el control de seguridad con estos productos.

2.- Proteger tu móvil o tablet: También encontramos bolsas Zip antiestáticas las cuáles se convierten en la bolsa ideal resistente a la electricidad.

Bolsas Zip antiestáticas - Rajapack

3.- Transportar y/o congelar líquidos: El cierre hermético de estas bolsas permiten que las llenemos de líquidos o productos húmedos y podamos congelarlas o llevarlas con nosotros sin preocuparnos de que mojen lo que tengan alrededor. Es también una manera de ganar espacio en el congelador frente a un más voluminoso tupperware.

4.- Machacar galletas: ¿Quieres hacer una tarta de queso o similar con base de galletas? Muchas veces evitamos ponernos a cocinar para no manchar toda la cocina. Para las recetas que piden que molamos galletas o similar, introducirlas en una bolsa Zip y hacerlo en su interior es ideal para ganar en practicidad y limpieza.

5.- Como bolsa de congelación: Además de para congelar líquidos, las bolsas Zip son muy útiles para congelar carne, pescado o cualquier otro alimento. Al ser transparentes nos permite ver su interior y aísla completamente del congelador y evita un exceso de humedad, aumentando la duración del producto en perfectas condiciones.

6.- Guardar ropa de invierno o verano: Introducir la ropa de invierno o verano que ya no nos vamos a poner en una de estas bolsas es una manera fantástica de protegerlas del polvo y las polillas hasta que vuelva la temporada.

7.- Llevar el bocadillo o la comida al trabajo o al colegio: Las propiedades antihumedad de las bolsas Zip las covierten en la mejor forma de transportar un bocadillo o una ensalada para consumir fuera de casa. Igualmente, es una buena opción para picnics y excursiones.

8.- Como bolsa desinflamante: Llenar una bolsa Zip de hielo nos permite reducir la inflamación de golpes sin que mojemos directamente la piel ni manchemos nuestro alrededor. Su cierre hermético evita que el agua salga y prolonga el tiempo de duración de los hielos.

9.- Para amasar sin quedar pegajosos: Amasar una masa para pan o bizcocho es muchas veces una verdadera pesadilla en la que no dejamos de ensuciarnos. Al introducir los ingredientes en una bolsa Zip podremos amasar tranquilamente sin mancharnos las manos.

10.- Como organizadora: Para acabar, recordamos que el cierre hermético de este tipo de bolsas es perfecto para guardar cosas que no queremos perder: documentos, pequeños objetos o recuerdos. Nunca podrán salir de la bolsa sin que lo sepas.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Embalaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

14 − = 8