FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare

La correcta gestión y organización del stock es esencial para el buen funcionamiento de un almacén: toda la cadena logística depende de ello. De ahí, que sea necesario conocer los conceptos básicos del almacenamiento para ganar en eficiencia y elegir el mejor método de gestión para tu almacén.

Las reglas básicas para una gestión óptima del inventario de un almacén

Desde el control de la metodología a su aplicación, pasando por la optimización, la gestión de stock en un almacén ha de seguir ciertas reglas:

Domina el método de clasificación de productos ABC

El método ABC es un método de clasificación usado a menudo en los almacenes para optimizar la distribución del inventario de un almacén. 

La idea es categorizar en orden de importancia tus productos para dividirlos en tres grupos: A, B y C.

  • La categoría A suelen ser artículos muy solicitados, de alta rotación o los más urgentes. Por lo general son los que más ingresos suponen para la empresa y representan 80% de las ventas. (Regla de Pareto 80-20)
  • La categoría B son artículos de importancia secundaria.
  • La categoría C son artículos poco solicitados, de muy baja rotación.

Esta categorización tiene como objetivo lograr un mayor control del inventario, priorizando aquellos productos de mayor valor, o que requieren un nivel de control diferencial. Cuanto más cerca estén las mercancías de mayor demanda de las zonas de carga y descarga del almacén, el coste de manipulación será inferior.

¿Cómo poner en marcha este sistema?

La gestión de los productos A, B y C debe respetar algunas reglas para que resulte más eficiente. 

  • Almacena los productos A en las estanterías más accesibles: entrada del almacén, zonas centrales…
  • Los productos B y C,  que suelen ser menos solicitados, se pueden colocar en estanterías exteriores, normalmente menos accesibles.

Al optimizar la organización de los productos dentro del almacén, los más solicitados se encontrarán más fácilmente reduciendo tiempos y ganando en eficiencia.

Optimiza el espacio de almacenamiento

¿Cómo optimizar el espacio de almacenamiento para facilitar el flujo logístico?

Es importante gestionar el espacio disponible para facilitar el movimiento de las mercancías. Esto variará en función del producto a almacenar o del método utilizado:

  • Para los archivos: casi no necesita espacio entre productos
  • Para la manipulación manual: dejar un pequeño espacio en la parte superior y en los laterales para acceder a la mercancía
  • Para manipulación mecánica: Dejar 75mm en los laterales y 100 mm en la parte superior

Gestión del stock y manutención del almacén

La optimización de los flujos logísticos: sistemas LIFO Y FIFO

Hay dos métodos principales para gestionar el almacenamiento entrante y saliente.

El sistema FIFO

El sistema FIFO (First In, First Out – “Primero en entrar, primero en salir”) es ideal para el almacenamiento de productos perecederos (alimentos, medicamentos, cosméticos…) de forma que saldrán primero aquellos que están más próximos a su fecha de caducidad,

También permite una buena rotación de existencias.

El sistema LIFO

A diferencia de FIFO, LIFO (Last In First Out, “Último en entrar, primero en salir“) funciona de la siguiente manera: el último producto entrado en  es el primero en salir del almacén, teniendo por tanto prioridad las nuevas mercancías.

¿Cómo gestionar la manutención de tu almacén?

En un almacén se mueve mercancía, equipos y personas, y es importante analizar y optimizar todos esos movimientos. Descargas, recepción, preparación de pedidos, etiquetado, controles de calidad…

Los medios de manutención son aquellos que facilitan la manipulación y traslado de las mercancías en el almacén. Se utilizan para el movimiento de la mercancía, por ejemplo desde los muelles a las ubicaciones de las estanterías, o desde las mesas de preparación de pedidos a la zona de expedición. La mecanización de ciertas operaciones nos permitirá ganar en efectividad, pero también se realizan otras operaciones manuales que requieren la fuerza de los operadores tanto de forma directa (levantamiento,  colocación) como indirecta (empuje, tracción, desplazamiento) . Estos trabajos han de realizarse con precaución y bajo las premisas de una correcta formación de los operadores  en la manipulación manual y mecánica de las cargas.

  • Transporte manual: transpaletas, carretillas, apiladoras…
  • Transporte mecánico: carretillas elevadoras, recoge pedidos…
  • Otros: vehículos de guiado automático, cintas o rodillos transportadores, puentes grúa…

Toro o carretilla de carga para almacén

Manual, semiautomático o automático, ¿Cuál es el método más eficiente de paletización?

  • La paletización manual consiste en colocar los productos/cajas en el palet y luego filmarlas a mano para garantizar la estabilidad y la solidez del conjunto.
  • La paletización semiautomática se lleva a cabo mediante un paletizador automático controlado por la mano del hombre.
  • La paletización automática es autónoma. El robot, o máquina envolvedora filmará más rápidamente, con una intervención manual mínima y máxima eficiencia.

Elige una buena estantería para almacenar

Existen diferentes soportes adaptados al tipo de estantería y almacenamiento:

Una vez que se establezcan tus necesidades, dependiendo de la naturaleza de tus productos, la tasa de rotación de tus productos y el sistema manutención, puedes decidir sobre la estantería a escoger.

También es importante informar, y formar, a tus empleados sobre las normas establecidas en el almacén para garantizar un flujo logístico sin problemas. 

Los 4 puntos clave a recordar:

  • Dominar el método ABC, te permitirá conocer mejor tus productos y adaptar el almacenamiento en consecuencia.
  • La optimización logística implica sistemas de llegada y salida de productos, llamados LIFO y FIFO.
  • Una adecuada manipulación de la mercancía, un flujo logístico correcto y la elección adecuada del equipamiento de almacenaje puede contribuir a reducir los costes logísticos y ganar en eficiencia.

Libro del Embalaje gratuito de Rajapack

En Rajapack somos expertos en embalaje, así que si tienes dudas, has aterrizado en el lugar perfecto, llama al teléfono 902 20 30 06. También puedes enviar un correo a contacto@rajapack.es o visitar nuestra web:

 

Fuente de las imágenes: Thinkstock®
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Embalaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

33 − 23 =