Cómo calcular el volumen de una caja de cartón

Calcular el volumen de una caja de cartón es una habilidad imprescindible en la operativa de cualquier negocio o tienda online. Conocer el volumen de una caja es necesario para:

  • Determinar si esta tendrá la capacidad suficiente para albergar un producto determinado.
  • Sopesar cuánto espacio ocupará en el almacén.
  • Establecer cuánto nos cobrará la empresa de mensajería por trasladarla hasta su destino final.

Pero… ¿esto no lo estudiábamos en el colegio, en clase de matemáticas? ¡Anda que no ha llovido! Tanto, que se te ha olvidado, ¿verdad? Pues no te preocupes, que seremos buenos y no te pondremos un examen sorpresa. Hoy en RAJA® te enseñamos cómo calcular el volumen de una caja y cómo utilizar esta información para almacenar correctamente tus mercancías, planificar mejor tus envíos y reducir costes de transporte. Recupera el espíritu de aquel niño que garabateaba cuentas en su cuaderno y ¡lee con atención!

Fórmula para calcular el volumen de una caja

El volumen de una caja se obtiene mediante la multiplicación de tres magnitudes: largo, ancho y alto.

Volumen = Largo x Ancho x Alto

Las tres magnitudes deben estar expresadas en la misma unidad de medida, ya sea esta milímetros, centímetros o metros. Si efectuamos el cálculo en centímetros, el volumen estará en centímetros cúbicos (cm3); si lo hacemos en metros, el producto de la multiplicación se expresará en metros cúbicos (m3).

En el mundo del embalaje, lo habitual es basarse en centímetros para calcular el volumen de las cajas de cartón:

Volumen de una caja de cartón (cm3) = Largo (cm) x Ancho (cm) x Alto (cm)

A la hora de optimizar el embalaje de tu negocio, te interesará conocer dos tipos de volúmenes:

Encuentra la caja que buscas
  • Volumen interior de una caja. Es el que se obtiene a través de la multiplicación de las medidas interiores. Nos da idea de la capacidad del contenedor y de la cantidad de producto que puede albergar.
  • Volumen exterior de una caja. Se calcula tomando en consideración las medidas exteriores, que difieren más de las interiores cuanto más gruesas son las paredes de la caja. Es una métrica útil para gestionar la ocupación del espacio en el almacén y para organizar las actividades de transporte.

Veamos un ejemplo práctico. Vamos a calcular el volumen interior de una caja de cartón de canal simple de RAJA® de 55 x 40 x 30 cm:

55 cm (largo) x 40 cm (ancho) x 30 cm (alto) = 66000 cm3

El volumen interior de este artículo de embalaje sería de 66000 centímetros cúbicos.

Cómo calcular el volumen de una caja en litros

Una de las magnitudes más utilizadas para hablar de volúmenes, aparte del metro y del centímetro cúbico, es el litro. Oh, oh… la cosa se complica. ¿Cómo calcular el volumen de una caja en litros? No te asustes, que es muy sencillo. Solo hay que tener en cuenta tres equivalencias:

1 cm3 = 1 ml
1000 cm3 = 1 l
1 m3 = 1000 l

Siguiendo con el ejemplo anterior, ¿cuál sería el volumen de la caja de 55 x 40 x 30 cm en litros?

55 cm x 40 cm x 30 cm = 66000 cm3 = 66 l

La operación es simple. Si un centímetro cúbico es equiparable a un litro, 66000 cm3 son 66 litros.

Cajas de cartón apiladas de distintos volúmenes

¿Qué ocurre si queremos trasladar esta información a kilogramos? En ese caso, hay que tener en cuenta esta equivalencia:

1 l de agua = 1 kg

Pero, ojo, con líquidos diferentes al agua esta proporción ya no se cumple. La variación tiene que ver con la densidad. Así, un líquido como la leche, que es más denso que el agua, pesará más; y otro como el aceite, que presenta una menor densidad, pesará menos.

Peso volumétrico y volumen de una caja: ¿son lo mismo?

El concepto de volumen de una caja suele confundirse con otro muy extendido en el sector de la logística: el de peso volumétrico al que le dedicamos un post muy completo. Se trata de una medida empleada por las empresas de paquetería para calcular el espacio que ocupa una mercancía dentro de un medio de transporte (tren, avión, furgoneta, etc.) atendiendo a sus dimensiones. De hecho, es esta cifra la que, junto a la del peso del paquete, se toma como base para fijar la tarifa de los portes.

La principal diferencia entre ambas magnitudes es que, mientras que para calcular el volumen de una caja existe una única fórmula universal, para determinar el peso volumétrico hay varias, y todas ellas implican la inclusión de coeficientes adicionales en la multiplicación, como un factor de conversión o el cubicaje de la mercancía.

Eso sí, ambos conceptos están directamente relacionados. A menor volumen, menor peso volumétrico y, por tanto, menores costes de envío. Algo en lo que puedes empezar a trabajar ya mismo poniendo en práctica nuestros consejos para reducir el tamaño de tu embalaje en 5 pasos.

Ahora que ya sabes calcular su volumen… ¿buscas cajas de cartón para tu negocio? En RAJA® encontrarás lo que necesitas. Tenemos más de 900 formatos EcoResponsables ¡siempre en stock!

Cajas de cartón para embalaje y envíos de RAJA
Categorías: Embalaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

Por favor confirme que ha leído y acepta las condiciones de uso del blog y su politica de privacidad
Le informamos que RAJAPACK, S.A., como responsable de tratamiento, gestionará sus datos con el único fin de moderación y publicación de los comentarios en el blog. Usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como ejercer otros derechos como detallamos en la información adicional. Para acceder a la información adicional, consulta nuestra política de privacidad.
 

9 + 1 =