FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare

Las cajas isotérmicas, como el resto de embalajes para mantener la cadena de frío, están en auge, especialmente desde la irrupción de la venta de productos para alimentación y farmacia. Mantener un producto con una temperatura controlada ha pasado en poco tiempo a convertirse en una exigencia que debe cumplir el embalaje. Es por ello, que representa la familia que más ha crecido en los últimos meses en nuestro catálogo. La gama es cada vez más amplia y, por ello, consideramos que, ahora, tener una orientación sobre qué solución necesita cada uno es necesario. Bienvenidos a nuestra presentación de cajas y embalajes isotérmicos.

Cajas isotérmicas:

Las cajas isotérmicas pueden estar hechas de cartón con un interior isotérmico, una funda extraíble adaptable o incluso pueden estar completamente hechas de poliestireno extruido con recubrimiento de polietileno, para conseguir una caja completamente fabricado en un material que evite alteraciones de temperatura en su interior. Tras el auge de esto tipo de embalajes isotérmicos, han aparecido diferentes soluciones en función del tipo de envío. Aquí tenéis algunos ejemplos:

Cajas de cartón isotérmicas

Se trata de una combinación de caja de cartón y funda extraíble isotérmica. Muy práctico porque puedes guardar los productos dentro de la funda y, esta, a su vez, en el congelador. De tal forma, que solo es necesario incluirlo en la caja de cartón para el envío. Muy útil para alimentos, farmacia, veterinaria, etc.

  • Mantiene la temperatura entre 0º y 4º hasta 24/48 horas (en función del acumulador utilizado)

cajas isotérmicas para productos frágilesCajas isotérmicas para productos frágiles

Nuestra caja especial 2×1: Protege tanto de los golpes como de las variaciones de temperatura. Es ideal para productos frágiles, botellas, tarros de cristal, tubos de ensayo, pipetas, etc. Su exterior en canal simple de alta calidad permite una muy eficiente protección contra los golpes, mientras que el aislante térmico de polietileno aluminizado permite controlar la temperatura.

  • Mantiene la temperatura entre 2º y 8º en función del acumulador utilizado

Cajas isotérmicas para envíos

caja isotérmica americanaSí, las cajas postales ahora también son isotérmicas. El auge de las cajas postales debía tener presencia también en la cadena de frío. Más aun, teniendo en cuenta el crecimiento de mercados como el envío de alimentos y productos frescos o la farmacéutica. Basadas en dos modelos clásicos, la caja isotérmica automontable o la versión americana (también conocida como solapas). La primera hace referencia a la caja postal clásica, que no requiere de cinta adhesiva para cerrarse. Mientras que la caja americana incorpora solapas que se superponen a la perfección y permiten ser cerradas con un simple paso de un adhesivo, asegurando la isotermia en todo momento. Ambos disponibles con espesor de 3mm y 5mm (en el caso de las americanas)

  • Mantienen la temperatura entre 2º y 8º hasta 12h (en el caso de las cajas automontables) y hasta 24 horas (en el caso de las americanas). En función del acumulador utilizado

Acumuladores de frío:

Acumuladores flexiblesAcumuladores rígidosSi te fijas, la resistencia a variar las temperaturas y el tiempo en el que se mantenga la cadena de frío no es cosa solo de la caja isotérmica, también depende de los acumuladores.

¿Qué es un acumulador de frío?

Se trata de bolsas o recipientes con base de gel eutéctico no tóxico que se usa para el mantenimiento de temperaturas positivas.

¿Cómo se usa? se congela en un congelador convencional a -20ºC y, una vez se vaya a aplicar, situar en la parte inferior y superior de las cajas isotérmicas.

¿Son reutilizables? Sí, una vez utilizadas se pueden volver a congelar y ejercerán la misma función con la misma eficacia.

Bolsas isotérmicas:

Sí, otro clásico del embalaje postal como las bolsas o sobres de envío tienen su equivalente en el envío en frío: las bolsas isotérmicas. Disponibles con un cierre zip o cierre adhesivo, están fabricados con una cubierta de poliéster metalizado que, junto a la estanqueidad asegurada en el cierre, evitan cualquier pérdida de frío. Entre los mercados con un mayor consumo de estas bolsas se encuentran el alimentario y el comercio electrónico que, gracias a una logística rápida, es capaz de hacer envíos manteniendo una cadena de temperatura que asegure mantener la calidad de su producto intacta.

Al igual que en los embalajes clásicos, las bolsas isotérmicas son más económicas que las cajas y ocupan y pesan menos, por lo que sus envíos son más baratos. Sin duda, es una opción muy a considerar hoy para envíos pequeños.

Bolsas isotérmicas para comercio y tiendas:

Bolsas isotérmicas para comerciosLas bolsas para frío, conocidas comúnmente, son utilizadas por el sector retail que necesita mantener el producto en condiciones de frío controlado. Por ello, las bolsas isotérmicas para la compra son una de las soluciones más buscadas por los comercios: permiten de 2 a 4 horas de temperatura controlada y son aptas para el contacto alimentario. Se asegura el aislamiento gracias a un exterior de polietileno y un cierre de velcro. Dispone también de asas de nylon para sujetar mayores pesos y son personalizables. En definitiva, el embalaje isotérmico ideal para muchas tiendas.

Otros Embalajes Isotérmicos:

Plástico de burbujas isotérmico

plástico de burbujas isotérmicoUno de los embalajes isotérmicos más sorprendentes, incorporados recientemente al catálogo, y muy solicitado para diferentes usos:

  • Forrar el interio r de las cajas de cartón para convertirlas en cajas capaces de mantener la cadena de frío
  • Envolver los productos sensibles a los golpes y, además, mantener la temperatura controlada

Este producto se basa en una triple capa basado en un film de polietileno de 90 micras de calidad con una capa de film de poliéster metalizado de 12 micras.

La protección contra los golpes y contra los cambios de temperatura están asegurados.

Indicadores de temperatura:

Indispensable para muchos envíos. El indicador de temperatura es una combinación perfecta para cualquier embalaje isotérmico, ya que tiene la función de demostrar que, durante el trayecto, no se ha producido ningún aumento de calor. Este indicador es muy importante para asegurar la calidad de los productos durante el transporte y son cada vez más utilizados.

¿Tienes dudas de cómo funciona? Aquí tienes unos vídeos que esperemos que os ayuden.

Etiquetas de productos perecederos:

etiquetas para productos perecederosOtro producto básico que se combina con los embalajes isotérmicos es la etiqueta para productos perecederos. Como se ha explicado antes, uno de los mercados que más uso dan a los embalajes isotérmicos son el sector alimentario y, sus productos, suelen ser perecederos. Por lo que el uso de estas etiquetas, al igual que los indicadores, suele estar vinculada a las cajas o bolsas térmicas.

Los embalajes isotérmicos están ganando protagonismo entre los envíos generales. Especialmente, debido al envío de productos de alimentación y ecommerce. Controlar la temperatura de los productos durante 48 horas de transporte supone un antes y un después en este mercado. Si estás buscando soluciones para envíos con una temperatura controlada, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo… ¡y déjate asesorar por nuestros expertos!

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Productos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

49 + = 57