FacebookTwitterLinkedInWhatsAppShare
Plástico retráctil: qué es, para qué se utiliza y cómo reciclarlo

El plástico retráctil es uno de los sistemas de embalaje más versátiles que existen. Por su capacidad para adaptarse a mercancías de todas las formas y tamaños -tanto paquetes individuales como pilas enteras en palets-, no hay almacén que pueda prescindir de él. Hoy te contamos qué es este gran aliado logístico, cómo utilizarlo correctamente y qué posibilidades tienes de reciclarlo y regalarle una nueva vida… ¡y un respiro al planeta!

¿Qué es el plástico retráctil?

Colocación de plástico retráctil con pistola

El plástico retráctil es un tipo de film fabricado, fundamentalmente, con polietileno. Se distingue por ajustarse como un guante, mediante la aplicación de calor, a las formas y volúmenes de los objetos, inmovilizándolos y estabilizándolos para su correcto almacenaje y transporte. Es inmune al fuego y protege frente a la acción de la humedad, el sol, el polvo y las sustancias corrosivas.

También resulta muy apropiado para evitar los robos al descuido, aprovechando los momentos en los que la mercancía no está vigilada, ya que dificulta el acceso al contenido por parte del personal no autorizado.

El plástico retráctil está disponible en distintos formatos, como fundas termorretráctiles o bobinas de film termorretráctil. Se puede elegir entre presentaciones opacas o transparentes.

¿Para qué se utiliza el plástico retráctil en embalaje?

El plástico retráctil puede ser utilizado con muy diversos fines en el ámbito del embalaje, pero cobra especial protagonismo en:

  • La paletización, al estar diseñado para compactar la mercancía y fijarla, evitando que se mueva, se caiga o se pierda durante la manipulación.
  • El almacenamiento de productos a la intemperie, por la protección que ofrece frente a las inclemencias del tiempo y frente a otros agentes externos.
  • La exportación, por su gran resistencia y por su fiabilidad, cualidades que garantizan que los productos llegarán sanos y salvos a su destino.

Cómo se aplica el plástico retráctil

Para embalar adecuadamente tus productos con plástico retráctil necesitarás máquinas retractiladoras o pistolas de aire caliente para retracción.

Retractilado con pistola de aire caliente

Adecuado para palets y objetos de gran tamaño. El proceso consiste en:

Pistola de aire caliente para retracción
  1. Envolver la mercancía con el film retráctil, procurando no dejar ningún hueco ni superficie sin tapar.
  2. Aplicar calor en todos los puntos con la pistola, hasta que el plástico retráctil vaya ajustándose a los volúmenes y aristas de los objetos.
  3. Dejar que se enfríe antes efectuar cualquier acción o movimiento.

Retractilado con máquina

Es ideal para paquetes de pequeño o mediano tamaño. Hay que seguir estos pasos:

Máquina retractiladora para paquetes medianos
  1. Montar la bobina de plástico retráctil en la máquina.
  2. Pasar la hoja de film por el rodillo.
  3. Ajustar las medidas al ancho del objeto que se quiere embalar.
  4. Preparar una soldadura previa e introducir en ella el elemento.
  5. Ajustar el paquete a la esquina del área de retractilado.
  6. Cerrar y pulsar el botón oportuno.

Cómo se recicla el plástico retráctil

Con la prohibición de los plásticos de un solo uso por parte de la UE a partir de 2021, la conciencia medioambiental es cada vez mayor en nuestra sociedad. Y crece, también, la implicación de las empresas de logística, los grandes almacenes y las tiendas por reciclar los plásticos desechados. Además, en el caso del plástico retráctil es relativamente rápido y sencillo proporcionarle una segunda vida.

Dependiendo del volumen de plástico que generes, puedes:

  1. Depositarlo en los puntos de reciclaje asignados.
  2. Contratar a una compañía que se ocupe de la recogida periódica de los desechos.

Una vez en la planta de reciclaje, el plástico retráctil es sometido a un proceso de compresión, cortado y triturado hasta reducirlo a pequeños fragmentos que serán lavados con agua para eliminar los restos de etiquetas, papel, suciedad o cualquier otra sustancia ajena al propio film. El material resultante se funde y se introduce en moldes para crear piezas de plástico en bruto que podrán emplearse en la fabricación de nuevos productos.

¿Estás buscando un proveedor de plástico retráctil rápido y fiable? Confía en Rajapack. Disponemos de film termorretráctil apto para el contacto alimentario en diferentes formatos, como fundas y bobinas, con el que proteger tus envíos. También encontrarás en nuestra tienda online máquinas retractiladoras y pistolas de retracción que te ayudarán a completar el trabajo. Y todo disponible para su entrega ¡en un máximo de 24/48h!

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppShare
Categorías: Productos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

+ 5 = 8