FacebookTwitterLinkedInWhatsAppShare
Embalaje, economía circular y ecodiseño: una alianza de futuro

Guerra a la contaminación. Esta es la consigna clave en la economía circular, un sistema productivo que se basa en fomentar el reciclaje y la reutilización para reducir el volumen de basura que se genera cada día. El sector del embalaje se ha sumado con entusiasmo a esta tendencia, apostando por incorporar el ecodiseño al proceso de creación de sus lanzamientos. ¿Quieres saber todo lo que nos va a traer en un futuro muy cercano esta alianza entre embalaje y economía circular? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es un modelo de explotación de los recursos que promueve la continua optimización de productos y materiales, alargando su vida útil, fomentando el reaprovechamiento y, en última instancia, favoreciendo el reciclaje, con el fin de que disminuya el volumen de residuos generados por cada habitante. Para ello, la economía circular defiende:

  • El uso de materias primas biodegradables, compostables e inocuas para el medio ambiente en la fabricación de cualquier consumible.
  • La selección de diseños que permitan la reutilización de las piezas que los componen.
  • La institucionalización de los procesos de recogida de objetos desechados, reciclaje y reparación para propiciar el regreso de un alto porcentaje de ellos a la economía productiva.

Plan de Acción para la Economía Circular de la UE

La UE puso en marcha en 2015 su Plan de Acción para la Economía Circular con medidas muy concretas para lograr la generalización del reciclaje, crear nuevos nichos de empleo relacionados con la sostenibilidad y controlar la generación de residuos, en especial de plásticos y microplásticos, muy dañinos para los ecosistemas marinos. De aquí han salido iniciativas como la prohibición de los plásticos de un solo uso a partir de 2021.

El embalaje en el Plan de Acción para la Economía Circular

Embalajes de cartón listos para reciclar en la economía circular

Por lo que respecta a la industria del embalaje, el Plan de Acción para la Economía Circular se propone que, para 2030, se estén reciclando el 70% de los desechos de la UE. No obstante, existen objetivos específicos de reutilización para cada tipo de material:

  • Papel y cartón: 85%.
  • Metales ferrosos (aquellos que incluyen una apreciable cantidad de hierro en su composición): 80%.
  • Aluminio: 60%.
  • Vidrio: 75%.
  • Plástico: 55%.
  • Madera: 30%.

Aplicación del concepto de ecodiseño al embalaje en la economía circular

La asunción del concepto de economía circular por parte del sector del embalaje ha traído consigo una serie de prácticas encaminadas a garantizar la sostenibilidad y a controlar el impacto ambiental propiciando, a la vez, un ahorro a largo plazo para las empresas. Hace poco hablábamos en el blog de la optimización del embalaje, y hoy abordamos el ecodiseño como una metodología idónea para el desarrollo del packaging del futuro dentro de la economía circular.

¿Qué es el ecodiseño?

El ecodiseño nace a partir de la incorporación de los principios de la ecología a las tareas propias del diseño. Los ecodiseñadores analizan pormenorizadamente qué impactos en el medioambiente tendrá un producto o servicio a lo largo de su ciclo de vida, con el fin de poder eliminar o reducir al mínimo estos impactos desde la fase de concepción.

Esto no tiene por qué redundar en un incremento de costes o en un encarecimiento del precio para el consumidor sino que, en la mayoría de las ocasiones, el ecodiseño permite un ahorro en materiales o en la energía necesaria para la producción.

Medidas de ecodiseño en la creación de productos de embalaje

Entre las medidas de ecodiseño que es posible aplicar al packaging nos encontramos las siguientes:

Caja automontable Variabox
  • Aligerar el gramaje del papel utilizado para envolver, hacer sobres o como material de relleno.
  • Elegir cartonajes de espesor más fino para las cajas.
  • Eliminar cualquier elemento superfluo.
  • Declarar la guerra a los espacios vacíos.
  • Decantarse por materiales reutilizables, renovables o reciclados.
  • Escoger siempre aquellas materias primas cuya extracción requiera un menor consumo de agua y energía.
  • Favorecer una separación sencilla de cada uno de los materiales cara a su posterior reciclaje.
  • Apostar, en la medida de lo posible, por proveedores locales.
  • Reducir la superficie impresa en cajas, sobres, envoltorios, etc.
  • Utilizar solo la cantidad justa de cinta adhesiva, fleje o cualquier otro elemento de unión.
  • Venerar el minimalismo: cuantos menos materiales se incluyan en un packaging, mejor.
  • Desechar los elementos auxiliares que puedan dificultar el reaprovechamiento o el reciclaje.
  • Incorporar dispositivos de apertura y cierre reversibles.
  • Primar la facilidad y la rapidez de montaje.
  • Crear tamaños adaptables a mercancías de distintos volúmenes.
  • Cuidar la optimización del espacio en el almacén.

En Rajapack hemos confiado en el ecodiseño para desarrollar algunos de nuestros productos estrella, como las cajas de altura variable o los accesorios de relleno y protección ecológica.  Disponemos, asimismo, de más de 150 soluciones de embalaje ecológico con las que, desde tu empresa o e-commerce, también podrás contribuir a preservar el medioambiente. ¡No lo dudes y súmate a la economía circular!

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppShare
Categorías: Curiosidades

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

39 − = 29