FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
mudanzas-Rajapack

Ya sea mover a algunos empleados al despacho de al lado, o trasladar toda la compañía a otra ubicación a varios kilómetros, una mudanza en la empresa es siempre una molestia para todos.  Evitar en lo posible esos trastornos puede lograrse si nos organizamos adecuadamente y tenemos en cuenta algunos consejos:

  • Planea la mudanza con antelación, todo el mundo estará advertido y evitarás preocupaciones y despistes de última hora.
  • Aprovechad la preparación de la mudanza para deshaceros de objetos inservibles, no merece la pena trasladar montones de cosas que al final se van a tirar en el destino (además de que incrementará el coste de forma innecesaria).
  • Si hay que mover objetos muy pesados o voluminosos tenlo en cuenta, tal vez necesites una polea o desmontar alguna puerta para sacarlo (o al llegar al nuevo destino).
  • Elige bien cómo embalar y empaquetar los objetos, un mal embalaje puede causar daños en lo que transportes.
  • Comienza unos días antes a embalar, primero lo que menos usas y al final los objetos de uso diario.
  • Existen cajas de diferentes tamaños que se pueden adaptar a casi cualquier objeto, por ejemplo, tienes cajas específicas para transportar archivos.
  • Si tienes que mover cosas frágiles no olvides el papel de burbujas, es sencillo de usar y te evitará daños
  • Tampoco debes olvidar la cinta adhesiva para cerrar tus embalajes y que aguanten perfectos hasta que los desembales en destino.

mini-paquete-6-rollos-cinta-adhesiva-pvc

  • Si hay que transportar muebles desmontados es mejor que los recubras con plástico de burbujas, ya que si pegas sobre ellos la cinta adhesiva directamente, podrías arrancar el barniz.

film-plastico-burbujas-precortado

  • Facilita a cada empleado un rotulador para que marque sus cajas y anota todas en una relación que será perfecta para tener todo localizado.
  • Etiqueta adecuadamente las cajas frágiles para que quienes mueven tus enseres lo tengan en cuenta.
  • Al llegar a destino es mejor desembalar primero los objetos más voluminosos (armarios, estantes, etc.) y después ir colocando lo más pequeño.

 

¿Has vivido una mudanza en la empresa?, ¿cómo fue tu experiencia y qué recomendarías?

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Embalaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

− 1 = 1