FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare

La falta de espacio es una de las principales preocupaciones en la gestión de un almacén de logística. Entre estanterías, gavetas, cajas y un gran número de referencias es difícil asegurar una buena circulación de las mercancías, sobre todo cuando la mayoría del espacio está ocupado. Sin embargo, existen en la actualidad herramientas para un uso óptimo del espacio en un almacén.

¿Cómo optimizar el espacio de tu almacén?

Los responsables de almacén y operaciones tienen muchas tareas a realizar: desde garantizar de que haya un inventario suficiente de productos y suministros, hasta gestionar de forma óptima el espacio disponible. Todo un desafío porque muchas veces se tienen que reservar grandes áreas para almacenar, además, suministros de embalaje.

Hay varias maneras efectivas de reducir los costos de almacenamiento y aprovechar al máximo el espacio disponible, a la vez que se limitan los despechos y se garantiza una excelente protección de los paquetes.

Estas son algunas formas efectivas y rápidas de poner en práctica para optimizar el espacio disponible en su almacén:

 Optimiza el espacio de tu almacén con el uso correcto de palets

Los palets a menudo ocupan mucho espacio, pero tienes varias alternativas para explorar:

  • Los palets de madera son 2 veces más ligeros y se apilan más fácilmente (optimizan el espacio en altura) mientras soportan hasta 1000 kg en carga dinámica.
  • Los palets encajables son aún más compactos, conseguirás apilar más palets en menos espacio.
  • La caja-palet es también una solución compacta y rápida para la exportación.

 La caja con fondo automático es la solución para ahorrar espacio, tiempo y dinero

Se suministra sin montar, en plano, la caja con fondo automático  conseguirá que no solo ahorres en tiempo de montaje, sino también en espacio de almacenamiento.

Normalmente, para la preparación de paquetes en cajas estándar se hacen cadenas de montaje: La caja va pasando de mano en mano hasta que se finaliza el paquete. Con las cajas de fondo automático un mismo operador se puede encargar de todo el montaje, ya que la caja se monta con un simple gesto. Con estas cajas se aumentará la productividad de los trabajadores y reducirá el espacio utilizado en un almacén para formar las cadenas de montaje.

Las ventajas de las cajas con fondo automático son:

  • Velocidad de montaje: La caja se monta con un simple gesto.
  • Reducción del tiempo de preparación de cada paquete.
  • Reducción de costos: Se necesita la mitad de cinta adhesiva, debido que solo la parte superior necesita este tipo de cierre.
  • Reducción de los accidentes laborales (sobretodo en dedos y muñecas);
  • Mejora de la rentabilidad global de cada operador o preparador de pedidos, la caja es muy fácil de montar.

Administrar el espacio disponible en tu almacén es un desafío para tu negocio.

 Las cajas de altura variable es otra opción para optimizar el espacio

Este tipo de caja se adapta a la altura del objeto que tiene en el interior, por lo tanto necesitarás menos relleno y menos referencias de cajas que comprar. Con estas cajas también reducirás el tiempo de “viaje” en el montaje ya que los operarios no necesitarán buscar la caja adecuada al tamaño de cada pedido.

¿Quieres saber más sobre estas cajas y el truco para ahorrar espacio y dinero con ellas? Te lo explicamos en el siguiente post, aprenderás todas las ventajas que tiene una caja adaptable en altura.

 Rellena tus cajas con papel o espuma

Tradicionalmente se ha utilizado mucho el papel de burbujas o los chips de embalaje, estos materiales tienen una característica en común: Ocupan mucho espacio. ¿Hay alternativas para proteger los paquetes que ocupen poco espacio en un almacén? Sí, te las explicamos.

Utiliza papel de embalaje

El papel de embalaje se almacena de forma plana o en rollo, este no ocupa apenas espacio. Cuando se utiliza como relleno se tiene que arrugar (con máquina o manualmente) y protege igual que lo haría otro producto gracias a su gran resistencia.

Para aún más protección: Utiliza espuma expandida

Esta espuma funciona bajo el efecto de una reacción química que resulta de la fusión de dos sustancias, esta se infla y queda con la forma del producto que hay en el interior de la caja.

Es una buena solución para ahorrar espacio en un almacén porque esta espuma cuando está sin inflar ocupa muy poco espacio. Después de inflarse da una muy buena protección a tu producto porque se adapta al 100% a su forma. Además no necesitarás otros productos extra como cantoneras.

Las ventajas de la espuma expandida son:

  • Forma una envoltura protectora fuerte, se ajusta perfectamente al objeto que proteger.
  • Reduce la necesidad de almacenar embalaje de protección con formas preestablecidas.
  • Se puede encontrar en forma de bolsas para hacerlo manualmente y para cadencias más grandes se pueden utilizar máquinas.
  • Es muy ligero, no añadirá peso innecesario a tu paquete.

 El orden en un almacén es muy importante

Recuerda que no solo hay que optimizar el espacio horizontal, sino que también el vertical, eso se consigue teniendo un buen orden en las estanterías, accesorios como gavetas pueden ayudarte a tenerlo todo más a mano y reducir viajes innecesarios para alcanzar tus productos.

El orden de tus estanterías es primordial para tu almacén.

 

Los tres puntos clave para recordar:

  • Uno de los problemas que dificulta la eficiencia de las actividades dentro de estas premisas es el mal uso del espacio disponible en los almacenes.
  • Mejorar la velocidad de preparación también ayuda a despejar el espacio
  • Hay muchas soluciones económicas que te pueden ayudar a ahorrar espacio. Prueba estas soluciones durante un periodo de tiempo y analiza sus buenos resultados, es la única forma de saber si están siendo estos cambios efectivos.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Embalaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

1 + 4 =