¿Qué es la certificación ISTA y qué test emplea para medir la resistencia del embalaje?

5minutos de lectura 15 Sep 2022

Enviar un paquete puede conllevar riesgos como caídas, golpes, presiones o inconvenientes climáticos. Para evitar que estos dañen el contenido, la ISTA cuenta con una serie de pruebas estandarizadas con las que asegurar la calidad del embalaje en el envío de un paquete, de manera que las mercancías transportadas puedan llegar intactas a su destino.

¿Qué es la certificación ISTA?

La ISTA, International Safe Transit Association o Asociación Internacional para el Tránsito Seguro, es una alianza global de entidades centradas en las preocupaciones específicas del embalaje de transporte. Está formada por transportistas, proveedores, laboratorios de ensayo y centros educativos y de investigación. Su misión consiste en ofrecer a las empresas los medios necesarios para minimizar daños en los paquetes enviados mediante el diseño de embalajes optimizados.

Por tanto, la certificación ISTA recopila una serie de estándares para empaquetar utilizados en la industria logística con el objetivo de controlar diferentes aspectos del embalaje y así prevenir posibles defectos

Estas pruebas son importantes porque el embalaje debe cumplir los requisitos más exigentes para evitar posibles daños como:

  • Inconvenientes mecánicos
  • Inconvenientes climáticos

Inconvenientes mecánicos

Están relacionados con la preparación y el traslado de envíos:

  • Fuerza. Los paquetes tienden a apilarse ya sea en contenedores, camiones o durante el proceso de carga en el almacén. Por ello, conviene que sean capaces de aguantar la presión.
  • Energía. Durante la manipulación, los paquetes son susceptibles de caerse, volcarse o recibir golpes.

Inconvenientes climáticos

El tiempo puede alterar tanto la calidad como la eficiencia y resistencia de los materiales de embalaje. Hay que tener cuidado con:

  • Humedad
  • Variaciones de temperatura

Test y ensayos que ampara la certificación ISTA

Las primeras pruebas técnicas tienen que ver con el diseño del embalaje (fase 1) hasta los ensayos de daños durante el envío (fase 3). Si no se aprueban estos test, no se continúa con el diseño o la fabricación, por lo que las fases de la 4 a la 7 son complementarias a las tres primeras.

Ensayos sin simulación

Sirven para poner a prueba la solidez y robustez del embalaje y son útiles como test de prevención. Sin embargo, no simulan los daños ambientales que podría sufrir el paquete.

Estos ensayos llevan los números 1A, 1B, 1C, 1D, 1E, 1G y 1H.

Ensayos con simulación parcial

Permiten esbozar el diseño previo del envase. Aunque no son pruebas que evalúen las condiciones de la entrega.

Tienen los números 2A, 2B y 2C.

Pruebas generales de simulación

Evalúan el daño durante el transporte y proporcionan una simulación con inconvenientes potenciales reales como:

  • Movimientos
  • Presión sobre el paquete
  • Condiciones del entorno del transporte

Estas pruebas cuentan los números 3A, 3B, 3E, 3F, 3H, 3K.

La certificación ISTA lleva a cabo pruebas para evaluar la resistencia del embalaje ante el apilamiento de paquetes

Pruebas de simulación mejoradas

ISTA Project 4AB es una aplicación de software que genera pruebas de simulación mejoradas. Cada empresa puede solicitar un plan de pruebas personalizado teniendo en cuenta sus propias necesidades.

Pruebas de rendimiento de los miembros de ISTA

Son ensayos de rendimiento creados por los miembros de la asociación, así que reflejan la realidad del transporte de la manera más fiel posible. Pueden ser tanto originales como inspirados en pruebas ya existentes.

En esta categoría encontramos las pruebas 6-AMAZON.com, 6-SAMSCLUB o 6-FEDEX.

Pruebas de desarrollo

Estos test se utilizan en el desarrollo de envases comparando el rendimiento de dos o más diseños. Los procedimientos son:

  • 7D. Consiste en una prueba de temperatura para el embalaje durante el transporte.
  • 7E. Test para el embalaje de transporte térmico empleado en el envío.

Ventajas de elegir embalajes avalados por la certificación ISTA 

Las pruebas de ISTA son muy útiles para:

  • El desarrollo de un nuevo envase
  • El lanzamiento de un producto
  • La modificación de un embalaje ya existente

Conviene realizar los ensayos de ISTA por los siguientes motivos:

  • Cumplir con los estándares internos de calidad de la propia empresa.
  • Aplicar la normativa nacional e internacional, como la de productos alimenticios o mercancías peligrosas.
  • Cerciorarse de que se da respuesta a los requisitos del cliente para escoger un proveedor, que pueden ser recogidos en una encuesta de satisfacción.

Además, las pruebas de ISTA ofrecen múltiples beneficios:

  • Aseguran una mejor protección del producto por la predicción de posibles daños.
  • Suponen un ahorro, debido a que reducen las devoluciones de paquetes en mal estado.
  • Forjan una relación lealtad con el cliente que contribuye a la fidelización de este, al tener la seguridad de estar recibiendo sus pedidos en embalajes de alta calidad.

Como puedes ver, gracias a los tests ISTA, puedes ofrecer a tus clientes embalajes homologados. Testar la concepción de los embalajes evitará pérdidas financieras y, además, mejora la satisfacción del cliente.

Categorías