FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Cómo ahorrar en el embalaje de tu e-commerce con las cajas adaptables en altura

Llaman a la puerta y, cuando abres, te encuentras con el repartidor que te lleva ese paquete que tanto estabas deseando recibir. Firmas, recoges la caja y, aunque te extrañas de su enorme volumen, la abres con ansia. ¿Y qué te encuentras? Metros y metros de papel kraft plegado innumerables veces, cinta adhesiva a gogó, una cantidad incalculable de chips de relleno y por fin, en el fondo, emerge tu pequeño objeto de deseo, sepultado en medio de un derroche de embalaje. ¿Realmente había hecho falta emplear tanto material para proteger algo tan minúsculo? ¿Por qué el e-commerce en que has realizado tu compra no se ha preocupado por cuidar del medio ambiente y por ahorrar en embalaje?

Tuit sobre embalaje excesivo

Embalaje en e-commerce: ¿por qué usar cajas grandes para pedidos pequeños?

Si dejas ahora el lado del cliente y te colocas en los zapatos de los gestores de una tienda online, existen varias razones -algunas más descabelladas que otras- que terminan provocando la utilización de un embalaje absurdamente desproporcionado para un pedido de escasa entidad.

  • Falta de stock: lo más habitual es que en el almacén se acaben las cajas de cartón del tamaño adecuado y, por tanto, los operarios se vean obligados a reemplazar el embalaje agotado por otro que sí esté disponible.
  • Comodidad del operario: en otras ocasiones, acceder a la caja correcta es complicado o requiere invertir un tiempo precioso, y el operario prefiere sacrificar la presentación en aras de una mayor productividad en la preparación de pedidos.
  • Objetos con formas especiales: hay pedidos en los que el embalaje es un reto por la forma que presenta el contenido del paquete, y no hay más remedio que quedarse con un formato de caja grande para poder encajarlo.
  • Rapidez en la entrega: otra variable que se maneja es el llenado del camión de reparto. Si solo utilizamos paquetes pequeños, este tardará mucho en completarse y en comenzar su ruta para la entrega de los productos (y, por consiguiente, en concluir la ronda). En cambio, con pedidos más voluminosos, se reduce el número de paquetes que repartir y la distribución es mucho más ágil.
  • Prevención de robos: a medio camino entre realidad y mito, hay e-commerces que argumentan que prefieren empaquetar productos pequeños en cajas grandes para desanimar a los ladrones. Y es que es más sencillo apropiarse en un descuido de un elemento de dimensiones reducidas que de una enorme caja difícil de ocultar.

Tuit que critica el exceso de embalaje

 

Cajas adaptables en altura: la solución para ahorrar en tu e-commerce

Contra todos los contratiempos anteriores se puede luchar sin sacrificar la presentación de tu pedido y sin perjudicar al medio ambiente gracias a las cajas adaptables en altura. Sustituir todo o parte de tu stock de cajas para el embalaje de tus pedidos por las cajas de altura variable te ayudará a ahorrar en cuatro ámbitos:

1.      Ahorro económico

Cajas adaptables en altura: caja Variabox de canal dobleLas cajas adaptables en altura proporcionarán beneficios económicos a las cuentas de tu negocio por dos motivos:

  • Menos gasto en relleno y cinta adhesiva: al poder modular la capacidad de las cajas, no será necesario compensar el espacio libre en el interior de los paquetes demasiado grandes con un exceso de relleno. Adiós, también, al derroche en cinta adhesiva.
  • Descuentos por volumen: si, en vez de comprar pocas cajas de varios tipos, adquieres muchas de un solo tipo, podrás beneficiarte del descuento que traen aparejado las compras de gran volumen en Rajapack.

2.      Ahorro de tiempo en la preparación de los pedidos

Con las cajas de altura variable, los operarios no perderán ni un segundo localizando la caja acorde con el contenido que se vaya a empaquetar, ya que una misma referencia servirá para embalar diferentes tipologías de producto. De este modo, se reduce el tiempo medio necesario para la preparación de cada pedido y crece la productividad por trabajador.

3.      Ahorro de complicaciones en la gestión de tu almacén

Por otro lado, menos formatos de embalaje en stock resultan en una gestión de almacén más sencilla, dado que así habrá menos referencias que controlar. En consecuencia, la facturación del gasto en embalaje será bastante más fácil.

4.      Ahorro de espacio

Cajas adaptables en altura: caja Variabox de canal simple regulable hasta 12 alturasPor último, manejar menos referencias para el embalaje no solo simplifica la gestión del almacén, sino que también libera espacio que los e-commerces podrán utilizar para guardar una mayor cantidad de producto disponible para sus clientes.

 

Rajapack cuenta con dos tipos de cajas Variabox, adaptables en altura y con fondo automático: las cajas Variabox de canal simple y las cajas Variabox de canal doble. Ambas referencias son ecológicas y 100% reciclables, pueden regularse para hasta 12 alturas y son de montaje instantáneo. ¡Pruébalas ya y ahorra en tu e-commerce!

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppShare
Categorías: Productos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduzca un comentario

Rellene este campo

+ 59 = 63