5 KPI indispensables para evaluar la gestión de pedidos en el almacén

5minutos de lectura 18 Oct 2022

La administración de un almacén no resulta un trabajo sencillo. La logística es clave para todas las empresas, así que conviene conocer los indicadores de rendimiento, o KPI, que están involucrados en las tareas de la gestión de pedidos para así agilizar y optimizar todos los procesos desarrollados dentro de un almacén.

¿Qué son los KPI?

Los KPI, en inglés Key Performance Indicators, son indicadores clave de rendimiento que ayudan a identificar las áreas de mejora para optimizar cualquier negocio. Para saber de manera precisa cómo funciona la cadena de suministro del almacén es importante realizar mediciones. Los indicadores de rendimiento aportan una información muy valiosa sobre lo que está sucediendo en la empresa y sirven para tomar las decisiones más adecuadas cara al futuro.

Los 5 KPI indispensables para la gestión de pedidos

Aunque hay muchos KPI que se pueden vigilar, estos son los cinco que consideramos imprescindibles a la hora de evaluar la gestión de pedidos en el almacén.

1. Tiempo de entrega del pedido

El tiempo de entrega de un pedido toma en cuenta el periodo que va desde la solicitud por parte del cliente hasta la recepción del producto. Este KPI es clave para medir la satisfacción de un cliente, ya que esta será mayor cuanto más bajo sea el tiempo de entrega.

Para que todo vaya bien y el pedido llegue a tiempo no puede haber fallos en el orden de la siguiente cadena de tareas:

Un carro multiusos ayudará en las primeras fases de preparación de un pedido cuando haya que localizar los productos en el almacén.

Carro con lateral tubular

2. Tiempo de ciclo de orden interno

Consiste en el tiempo que se tarda en completar un pedido desde la llegada de la orden hasta la salida del paquete del almacén, por lo que hay que tener en cuenta los flujos logísticos. La fórmula sería la siguiente:

Las cajas de cartón se presentan como una opción segura, de calidad y EcoResponsable para el transporte de todo tipo de artículos.

Tiempo de ciclo de orden interno = Fecha de entrada de pedido – Fecha de expedición

Caja de cartón de canal doble menos de 50 cm de largo RAJA®

3. Pedidos expedidos por hora

Este KPI influye en el coste de preparación de los pedidos. Se trata de un indicador esencial que afecta a la eficiencia del proceso y que refleja la productividad de los operarios. Contabiliza la cantidad de pedidos que han quedado listos para expedir tomando como referencia una hora de duración. 

Conviene prestar mucha atención a la prevención de los trastornos musculoesqueléticos, ya que esta merma en la salud de los trabajadores puede ralentizar el proceso. Mejoras como la automatización de la intralogística ayudan a agilizar el ritmo; por ejemplo, una máquina precintadora de cajas resulta muy práctica a la hora de ganar tiempo en el sellado de los paquetes.

Máquina precintadora de cajas monoformato

4. Tasa de pedidos perfectos

Como su nombre indica, este KPI se encarga de medir el número de envíos que se han entregado de manera perfecta, es decir, sin ningún tipo de incidente en el cumplimiento de estas etapas:

  • Selección correcta del producto
  • Envío en el plazo estimado
  • Recepción en perfecto estado

Lo principal es que un paquete se entregue sin ningún tipo de contrariedad, pero como los pedidos pasan por diferentes fases desde el momento de la compra hasta su llegada, a veces esto no se consigue al 100%. Para calcular la tasa de orden perfecta hay que aplicar la siguiente fórmula:

Tasa de pedidos perfectos = Pedidos completados sin incidentes / Total de pedidos realizados

Para asegurar que un pedido llega de manera perfecta al cliente, es imprescindible que el paquete esté bien identificado. Las etiquetas adhesivas permiten registrar con detalle los datos del comprador para que no haya confusiones en el momento de la recepción.

Etiquetas adhesivas para impresión por transferencia térmica

5. Tasa de puntualidad en la entrega de los pedidos

Este KPI refleja el porcentaje de los envíos que se han entregado dentro del plazo acordado con el cliente. Esta sería la fórmula para su cálculo:

Tasa de puntualidad en la entrega = Entregas realizadas en el plazo acordado / Total de entregas realizadas

Las cajas de cartón de altura variable son una solución muy práctica para mantener la puntualidad durante la temporada alta, por ejemplo la denominada holiday season, que comprende el Black Friday y la Navidad y genera un pico logístico para una gran variedad de negocios. Con una sola referencia de embalaje se cubren pedidos de distintos volúmenes, y los operarios no pierden ni un segundo en calcular el tamaño del empaquetado óptimo para cada petición.

Caja de cartón de altura variable y montaje instantáneo de canal simple

Como puedes ver, estos 5 KPI son indispensables para monitorizar la gestión de pedidos en el almacén. En RAJA® somos conscientes de la importancia de maximizar el rendimiento, por lo que queremos ofrecerte la mejor calidad en nuestros productos para que tus envíos sean óptimos. ¡Consulta nuestra sección de equipamiento para el almacén!

Categorías